30 de marzo: Día de la Tierra Palestina

El Ayuntamiento de Zuera se solidariza con el Pueblo Palestino en su reivindicación de descolonización y en la búsqueda de la justicia, la libertad y la paz. ¡Palestina Libre!

El origen del Día de la Tierra palestina, cada 30 de marzo, se remonta a las movilizaciones palestinas contra la expropiación de tierras del gobierno israelí en 1976. La carga de las fuerzas militares israelíes contra las protestas dejaron seis jóvenes palestinos muertos, numerosos heridos y detenidos. Israel sigue vulnerando los derechos del pueblo palestino y usurpando territorios de forma ilegal.

Artículo de Palestinalibre.org:

El 30 de marzo de 1976, la sociedad palestina convocó una huelga general en protesta por el continuo robo de sus tierras por Israel.

El 30 de marzo de 1976, la sociedad palestina convocó una huelga general en protesta por el continuo robo de sus tierras por Israel. El Ejército sionista asesinó a siete jóvenes palestinos con «ciudadanía israelí» que se manifestaban para detener la confiscación de 21.000 dunums (2.100 hectáreas) de tierras palestinas por Israel con el fin de construir colonias para judíos y un campo de entrenamiento militar. Desde entonces, cada 30 de marzo se conmemora la lucha del pueblo palestino plantando un olivo en señal de reivindicación de los derechos legítimos del pueblo palestino sobre la Tierra Palestina y el derecho al retorno.

El proceso de colonización y limpieza étnica de la Tierra Palestina no ha cesado desde entonces, Israel ha expandido sus colonias ilegales a todos los territorios palestinos ocupados, utilizando para ello todo tipo de infraestructuras militares y civiles, como el horrendo Muro del Apartheid, las colonias ilegales y las leyes racistas. Ha privado de acceso a sus tierras y obligado a abandonar sus casas a decenas de miles de familias palestinas, incluyendo en Jerusalén Este.

En Israel, los palestinos y palestinas con ciudadanía israelíes son discriminados. No han podido retornar a sus pueblos y muchos de ellos aún viven en pueblos no reconocidos sin servicios públicos de ningún tipo. Las familias beduinas son hostigadas y desplazadas a la fuerza. Todas estas prácticas contravienen la legislación internacional y los Derechos Humanos y han sido condenadas por Naciones Unidas.

Entradas relacionadas

Actualidad en Zuera