Avanzan los trabajos de rehabilitación en las antiguas escuelas de El Portazgo

Una vez finalizado el derribo y saneamiento de tabiques interiores, muros perimetrales y  solado de las antiguas escuelas de El Portazgo de Zuera, el alumnado de la especialidad de albañilería ha procedido a la ejecución de nuevos tabiques interiores para una mejor distribución y aprovechamiento del espacio, ampliando el aseo, adaptado para uso de personas con movilidad reducida, y creando una estancia contigua que servirá como pequeño almacén.

Los tabiques interiores divisorios se han construido con ladrillo cerámico (supermahón) de 50x20x7 cm y mortero de cemento Portland predosificado. Se colocaron los premarcos de madera, perfectamente aplomados por todas sus caras, donde irán las puertas para el acceso a cada una de las estancias. Los premarcos, conforme se van completando los tabiques, se sujetan mediante unas puntas de acero unidas al ladrillo con esparto y escayola.

Los muros perimetrales se han saneado y dotado de un aislamiento térmico y acústico. El aislamiento se ha realizado en unas zonas con lana de roca y cámara de aire, y en otras con enfoscado de mortero hidrófugo, para un mayor aislamiento contra la humedad.

Posteriormente se ha procedido a la preparación de las paredes del aseo para su posterior revestimiento con baldosa cerámica. Es fundamental que las paredes estén totalmente aplomadas, no se formen huecos ni salientes y tengan una superficie rugosa para un mejor agarre del cemento cola con el que se adhieren las baldosas. Para ello, se realizó un enfoscado de mortero de 1,5 cm de espesor, mediante la ejecución de unas guías verticales de mortero (maestras) con el grosor requerido de 1,5cm con ayuda de un regle y nivel de burbuja para que queden totalmente aplomadas. Las guías maestras, dispuestas a 1,5 m entre sí, nos permiten dar al resto de la pared ese mismo grosor y verticalidad.

Para este último paso, una vez humedecida la pared para un mejor agarre del mortero, se ha procedido al enfoscado con ayuda de la llana y, posteriormente, se ha pasado un listón de madera o regle para igualar la superficie del mortero que recibirá el cemento cola y los azulejos.

Las obras se irán completando con la colocación de los nuevos premarcos de las ventanas y las baldosas cerámicas de los suelos de todas las estancias y de las paredes de los aseos.

Entradas relacionadas

Actualidad en Zuera

Menú