El Alcalde de Zuera Presidente de la FAMCP

El nombramiento se realizó en un acto celebrado el miércoles 28 de noviembre en el salón de actos de la Diputación Provincial de Zaragoza

Discurso del nuevo Presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias

Excmo. Sr Presidente del Gobierno de Aragón D. Javier Lambán, Sr. Pte. de la Diputación Provincial de Zaragoza D. Juan Antonio Sanchez (muchas gracias por la acogida en la Diputación – ayuntamiento de ayuntamientos), representantes de las diputaciones de Huesca y Teruel, Sra. Delegada del Gobierno en Aragón (querida Carmen Sanchez, Pta. De la FAMCP), estimado Presidente de la Fundación Ramón Sainz de Varanda, Antonio Embid.

Queridos colegas alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas, queridos amigos.

Compañer@s del Ayuntamiento de Zuera, del Bajo Gallego. Amig@s y familia que me acompañáis.

Permitidme unas palabras, mis primeras palabras como presidente de la FAMCP, para agradeceros a las y los integrantes de la Comisión Ejecutiva y del Consejo la confianza que habéis depositado en mí.

Reseñar también el gran trabajo que se realiza por parte de los trabajadores y trabajadoras de la FAMCP ya que sin ellos nada de las acciones impulsadas serían posibles.

De la misma forma, agradecimiento, en mi nombre y en de todos y todas, a la excelente labor realizada en este Mandato por Carmen Sánchez, ahora Delegada del Gobierno. Al igual que en este último periodo la perfecta gestión de la Presidencia que ha realizado Ángel Gracia en colaboración con los Vicepresidentes.

Recibo con satisfacción el nombramiento, que va completamente unido al mandato de hacer todo lo posible para que las resoluciones debatidas y aprobadas por los órganos de la FAMCP salgan adelante, sean escuchadas y atendidas en las instancias correspondientes, y se conviertan en realidad.

No debemos olvidar que a los órganos de gobierno, de esta Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, nos trae la misma motivación que nos lleva cada día a nuestros respectivos ayuntamientos: la voluntad de servicio para que los vecinos y vecinas de los municipios aragoneses tengan las mejores condiciones de vida posibles. Ese es nuestro compromiso y nuestra obligación como concejales o concejalas y como alcaldes o alcaldesas.

Para ello desde la Federación se procuran actividades y servicios al conjunto de los ayuntamientos y comarcas aragoneses y junto con las Diputaciones Provinciales se impulsan líneas reivindicativas de mejora de los servicios e infraestructuras de nuestro territorio, igualmente significativa es la tares permanente preparación y actualización de nuestros empleados públicos a través de los planes de formación y vía el seminario de la Fundación Ramón Sainz de Varanda.

La FAMCP, como asociación representativa y reivindicativa de las entidades locales aragonesas, participa en diferentes organismos autonómicos de gestión, algunos de tanta trascendencia como el Consejo Local, donde se han debatido y apoyado proyectos como la Ley de Capitalidad de Aragón, la Ley de creación de la Comarca Central, o la del Fondo Aragonés de Financiación Municipal, entre otras.

De igual manera, la Federación ha representado a los ayuntamientos en comparecencias ante las Cortes de Aragón para abordar asuntos como la revisión del modelo territorial o el Impuesto de Contaminación de las Aguas. Sin olvidar que la FAMCP ha puesto en marcha iniciativas novedosas como la Escuela de Liderazgo y Empoderamiento de Electas Locales.

Una de las reivindicaciones más importantes de la Federación es conseguir la aprobación de un nuevo modelo de financiación local.

Ese es el gran reto: que la administración local tenga una financiación adecuada y sostenible. Que permanezca en el tiempo y sea clara y transparente. Que garantice la viabilidad de los servicios públicos, que casi es tanto como garantizar la vida en los municipios, especialmente en los pueblos más pequeños; en este amplio territorio aragonés salpicado de localidades en las que vivimos cada vez menos aragoneses, pero que -no es una contradicción, aunque sí una paradoja- cuantos menos somos, más importancia tenemos.

Sin la población que queda en los setecientos y pico municipios aragoneses que no son capitales de provincia o de comarca, Aragón dejaría de ser un desierto demográfico para convertirse simplemente en un desierto.

Y ante este problema de la despoblación, uno de los mayores de nuestra comunidad, sino el mayor, estamos todos llamados a tomar acciones y soluciones. Desde al ámbito local, autonómico, estatal y europeo.

Nuestra Comunidad Autónoma es así, no tenemos más opción que asumirlo. Más de la mitad de los aragoneses viven en la capital zaragozana, esta magnífica ciudad que todos queremos y a la que casi todos estamos de una u otra manera ligados. En el resto del territorio vivimos los demás. Todos somos y hacemos Aragón.

La labor de la Federación de Municipios también tiene que estar en la búsqueda de la igualdad de los aragoneses y aragonesas, vivan donde vivan. Y para conseguirlo es muy importante que los ayuntamientos, los pequeños y los que no lo son tanto, sean sostenibles, porque son necesarios.

Tenemos ante nosotros numerosos retos que hay que superar. Está por completar el mapa comarcal para dar una salida adecuada a la conocida como Comarca Central, después de haber abordado la capitalidad de la ciudad de Zaragoza. También debemos plantear y sacar adelante la participación de las entidades locales en los tributos autonómicos para complementar la aportación estatal y alcanzar una financiación local que haga posible la suficiencia económica y la autonomía en la gestión.

En los últimos años nos hemos acreditado como buenos gestores. La local es la Administración pública económicamente más saneada. Las entidades locales han acometido un efectivo control del déficit que las ha llevado a presentar superávits que han contribuido a que España cumpla con los compromisos presupuestarios pactados con la Unión Europea.

Es aquí, en el ámbito local, donde el «hacer más con menos» deja de ser una frase hecha para convertirse en lo habitual. Si queremos que la prestación de un servicio o la ejecución de una obra cueste al erario público lo imprescindible, encarguémoslo al ayuntamiento; lo sabe la administración autonómica y también lo sabe la administración central.

Sin complejos, con responsabilidad y por el compromiso que tenemos contraído con los ciudadanos, debemos reivindicar el papel fundamental de las entidades locales.

La municipal es la administración pública más cercana al ciudadano, la más próxima. Como no puede ser de otra manera, los ayuntamientos tienen siempre la puerta abierta a sus vecinos. Allí llegan las inquietudes, los problemas, las demandas de las personas que viven en uno u otro municipio, sea más grande o más pequeño.

Los ayuntamientos son para la ciudadanía la primera línea del entramado del Estado y su cercanía no es un rasgo meramente físico, es el cimiento sobre el que se apoya el compromiso de servicio que los caracteriza.

Por todo ello me comprometo a trabajar, junto a los demás miembros de la Ejecutiva y el Consejo de la FAMCP, para conseguir lo mejor para nuestros municipios y, por consiguiente, para sus habitantes. Con todo mi ánimo. Convencido «hasta la médula» de la tremenda capacidad de transformación social a todos los niveles que impulsamos desde los Ayuntamientos y del ámbito local.

Gracias a todas y a todos, buenos días.

Entradas relacionadas

Actualidad en Zuera

Menú